Museo de los amantes de teruel

Los amantes de teruel en español

Una bonita historiaDurante la ruta ibérica por la provincia de Teruel y su capital, visitamos el complejo del Mausoleo e Iglesia y Torre de San Pedro, donde se encuentra el museo dedicado a Los Amantes de Teruel.La historia de los jóvenes amantes de Teruel (Juan Diego Martínez de Marcilla e Isabel Segura), parece ser que proviene de una antigua tradición del siglo XIII, donde un chico pobre y una chica rica se enamoran, siendo la relación mal vista por la familia rica. Le dieron al pretendiente un plazo de cinco años para hacerse rico, él se fue a la guerra y cuando volvió la chica ya se había casado con otro. Juan Diego llegó a pedir un beso a Isabel, pero ella se negó y él murió de tristeza. Al día siguiente fue a ver al difunto y quiso darle el beso que le había negado en vida, y murió de repente junto a él.

¿Qué se puede decir de los Amantes de Teruel? Digo que se encuentran en la Iglesia de San Pedro de Teruel. Para conocer su historia lo mejor es buscar en internet para encontrar cosas como sus nombres. Solo diré que me dejó un poco frío el mausoleo, realmente esperaba otra cosa, pero me gustó el colorido.

Resumen de amantes de teruel

Os hablaré en este artículo de los Amantes de Teruel, cuya leyenda es tan romántica como trágica, y que aún hoy es muy sentida por los habitantes de Aragón (España), donde cada año se celebra su amor nunca vivido realmente. dos jóvenes de la zona.

  Museo guggenheim bilbao comentario

La historia se remonta al siglo XIII y tiene como protagonistas a Juan Martínez de Marcilla e Isabel de Segura. Los dos jóvenes se conocieron de niños y con el tiempo su amistad se hizo lo suficientemente fuerte como para convertirse en amor. Isabel era la única hija de una de las familias más ricas de la ciudad, mientras que Juan, a pesar de ser hijo de una familia rica, era el segundo hijo, por lo que no tendría los mismos derechos sucesorios que su hermano mayor.

El padre de Isabel se opuso desde el principio a su amor pero, viendo la obstinación de los dos jóvenes, le propuso a Juan un acuerdo: abandonar Teruel para buscar fortuna y riquezas en otro lugar, si en cinco años volvía rico, le concedería la mano de la hija.

Amantes de teruel fausto quien es el autor

En este artículo les hablaré de los Amantes de Teruel, cuya leyenda es tan romántica como trágica, y que aún hoy es muy sentida por los habitantes de Aragón (España), donde cada año se celebra su amor nunca realmente vivido. dos jóvenes de la zona.

La historia se remonta al siglo XIII y tiene como protagonistas a Juan Martínez de Marcilla e Isabel de Segura. Los dos jóvenes se conocieron de niños y con el tiempo su amistad se hizo lo suficientemente fuerte como para convertirse en amor. Isabel era la única hija de una de las familias más ricas de la ciudad, mientras que Juan, a pesar de ser hijo de una familia rica, era el segundo hijo, por lo que no tendría los mismos derechos sucesorios que su hermano mayor.

  Museo rosalia de castro padron

El padre de Isabel se opuso desde el principio a su amor pero, viendo la obstinación de los dos jóvenes, le propuso a Juan un acuerdo: abandonar Teruel para buscar fortuna y riquezas en otro lugar, si en cinco años volvía rico, le concedería la mano de la hija.

Mausoleo de los amantes

En la ciudad había dos familias importantes y adineradas, Marcilla y Segura. Juan Diego Garcés de Marcilla (también conocido como Diego) era un Marcilla e Isabel una Segura. Los dos se enamoraron cuando eran compañeros de juegos en la infancia, pero cuando ambos estaban en edad de casarse, la familia de Diego había caído en desgracia. El padre de Isabel, siendo el más rico de todo Teruel, prohibió el matrimonio. Diego, sin embargo, pudo llegar a un acuerdo con el padre en el que dejaría Teruel durante cinco años para intentar construir su fortuna. Si Diego conseguía hacerse rico en esos cinco años, podría casarse con su amor, Isabel.

Durante esos cinco años, el padre de Isabel la molestó para que se casara con alguien. Ella le contestó diciendo que Dios quería que permaneciera virgen hasta que cumpliera los veinte años, diciendo que las mujeres debían aprender a llevar la casa antes de casarse. Como su padre la quería mucho y deseaba su felicidad, aceptó, y durante cinco años esperaron el regreso de Diego.

  Museo de las ciencias valencia opiniones

En esos cinco años no se supo nada de Diego, por lo que el día en que se cumplieron los cinco años el padre de Isabel la casó con don Pedro de Azagra, de Albarracín. Justo después de la ceremonia nupcial hubo un revuelo en la puerta de Zaragoza. Los vigilantes informaron al pueblo de que Diego Marcilla había vuelto con grandes riquezas y con la intención de casarse con Isabel. Diego no había contado el día en el que solicitó al padre de Isabel mientras que los Segura sí.