Fachada museo de historia de madrid

Museo de arte de madrid

El Museo de América es un museo nacional de arte, arqueología y etnografía en Madrid. Sus colecciones abarcan todo el continente americano y van desde el Paleolítico hasta la actualidad.

Es propiedad del Estado español y sus piezas iniciales proceden de la antigua colección de piezas arqueológicas y etnográficas americanas del Museo Arqueológico Nacional, exponiendo también una serie de donaciones, depósitos y compras no relacionadas[1].

La institución se fundó mediante un decreto de 19 de abril de 1941 y se inauguró en 1944 en el interior del edificio que albergaba el Museo Arqueológico Nacional[2] Tras el traslado de todas las piezas iniciales a un local de nueva construcción en la Ciudad Universitaria, el edificio se inauguró el 12 de octubre de 1965[3] Tras una serie de obras de acondicionamiento del edificio (antes compartido con varias instituciones no relacionadas), el museo se reabrió el 12 de octubre de 1994, esta vez manteniendo la exclusividad de uso del edificio[4].

Arquitectura del museo del prado

Casi cinco años después de que un equipo liderado por Foster + Partners y el estudio madrileño Rubio Arquitectura fuera elegido para dirigir la espectacular ampliación del Museo Nacional del Prado, el proyecto, que llevaba mucho tiempo paralizado, finalmente seguirá adelante. Tal y como informó en primer lugar El País, la noticia procede del anuncio de que el Consejo de Ministros español ha aprobado un presupuesto de 42 millones de dólares (36 millones de euros) para una línea de crédito al principal museo nacional de arte del país en un plazo de tres años.

Los fondos permitirán al Museo del Prado, uno de los museos de arte más visitados del mundo, comenzar a trabajar en la propuesta de diseño oculto del equipo ganador, que fue seleccionada por encima de los esquemas presentados por una formidable lista de firmas (OMA y David Chipperfield Architects entre ellos) para el encargo de alto perfil. Mariano Rajoy, ex presidente del Gobierno español, dio su visto bueno al proyecto de ampliación en 2015, un año antes de que se anunciara el ganador del concurso.

Tres años antes, en 2012, el Prado adquirió oficialmente el vecino Salón de Reinos y anunció que sería rehabilitado y convertido en un nuevo edificio del museo. El Salón de Reinos, del siglo XVII, que era un ala del complejo del Palacio del Buen Retiro, actualmente destruido, albergaba los cuadros más grandes de las Colecciones Reales, que han sido trasladados al Prado, donde se exponen. Según Artnet, es probable que esas obras vuelvan al Salón de Reinos, tal y como estaba previsto inicialmente, una vez que se haya completado la reforma.

Wikipedia

Su instalación en el edificio de la antigua fábrica de la calle Amaniel, debe responder a una intervención adecuada a un edificio histórico, sin renunciar a expresar su carácter de centro contemporáneo con una amplia oferta cultural y artística vinculada a las instituciones más vanguardistas de nuestro contexto.

En este frente se plantean las principales puertas de acceso al nuevo Centro ABC. El citado cuerpo longitudinal se reestructura para ello, como una gran «viga» de vidrio translúcido que funciona como dintel de un hueco de paso al patio interior. En su interior se alojará la cafetería, recibiendo la planta sótano del nuevo centro luz a través de un suelo de vidrio para el acceso al patio.

Con el fin de crear un espacio o «atrio» para la nueva institución, que permita expresar su carácter contemporáneo y moderno, la solución presentada propone utilizar el patio interior de este espacio como vestíbulo de acceso al edificio, convirtiéndose en la zona de espera antes de entrar.

El mecanismo arquitectónico utilizado para obtener el objetivo señalado se basa en la creación de un «vacío tensionado», un «diedro espacial» formado por el plano horizontal del suelo del patio y el plano vertical de la fachada interna de la antigua fábrica.

¿están abiertos los museos de madrid?

Antes de que Madrid se convirtiera en capital, con sus amplias avenidas y bulevares, su huella estaba formada por calles estrechas, callejones y pasadizos, que hoy nos trasladan a los tiempos de los espadachines y los pícaros medievales.

Los cimientos de la Plaza Mayor se pusieron, cuando la corte de Felipe II se trasladó a Madrid, en el solar de la antigua Plaza del Arrabal, donde se ubicaba el mercado más popular de la ciudad a finales del siglo XV. En 1617, el arquitecto Juan Gómez de Mora recibió el encargo de crear una mayor uniformidad entre los edificios de este lugar, que durante siglos había acogido diversiones populares, corridas de toros, beatificaciones, coronaciones y algún que otro auto de fe.

La Casa de la Panadería fue construida por Diego Sillero en torno a 1590, pero hoy sólo se conservan la bodega y la planta baja del edificio original. No obstante, sirvió de modelo copiado por el resto de los edificios de la plaza. Entre las numerosas funciones que ha desempeñado en el pasado está la de principal panadería de la ciudad, que fijaba el precio del pan para que los vecinos más necesitados pudieran comprarlo. También ha sido sede de alojamientos reales, de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y de la Academia de la Historia. En la actualidad alberga el Centro Turístico Plaza Mayor. La decoración que podemos ver hoy en la fachada no fue siempre la misma en el pasado debido a las numerosas reformas y restauraciones. Los murales de la fachada, obra de Carlos Franco, representan figuras mitológicas relacionadas con la historia de Madrid, como la diosa Cibeles.